martes, 9 de diciembre de 2008

Pasiones aguadas



Daros la bienvenida a todos en esta nueva aventura en la que hoy me embarco. Me pareció bonito comenzar con un tema de amor porque el amor mueve al mundo, no creeis?
Bien pues mi dilema es que ¿cuantas veces no le hemos dicho a alguien lo que sentiamos en un momento determinado por miedo, vergüenza o que se yo, y nos hemos tragado esas palabras que después nos reconcomen por dentro por no haberlas sacado nunca fuera? A mi me ha pasado muchas veces, por timidez, inseguridad, vergüenza,...no sé. El caso es que una amiga mia decía: mi vergüenza era verde y se la comió un cerdo... A mi me hubiera gustado ser como ella en ese aspecto, porque cuantas oportunidades de amar habré perdido por no saber o no querer expresarselo a esa persona? A vosotros os ha pasado?

Así lo dejó bien reflejado Bécquer (que era un romántico tímido como yo) en su poesía:
¿Adónde van los besos que no se dan?


Dime, niña,
¿adónde vanlos besos que no se dan?
Bésame hoy, bella lozana,
o mi alma quedará vana;
no se pueden dar mañana
los besos que hoy no se dan.
Dime, niña,
¿adónde vanlos besos que no se dan?
Labios dulces que yo anhelo,
sus besos de caramelo;
motivo de mi desvelo
es saber adónde irán.
Dime, niña,
¿adónde van los besos que no se dan?
En las noches que deliro
son tus besos mi suspiro
que los busca en su retiro
sin saber cómo sabrán.
Dime, niña,
¿adónde van los besos que no se dan?

2 comentarios:

HADALUNA dijo...

He llegado hasta tu blog de rebote desde otro y quería animarte a que sigas colgando cositas.
Lo poquito que tienes me gusta.
Por cierto, he visto en tu perfil que eres de Badajoz, y yo por cosas del destino tambien ando por estas tierras,aunque se me hace un poco cuesta arriba.
Un beso.

atenea dijo...

Uy que grata sorpresa, pensaba que nadie leeria lo que escribo. Empecé a escribir pero ya ves que no lo hago mucho. Tengo que ponerme a ello.
Me alegro de que te gustase y gracias por darme ánimos para seguir. Yo también te envio mucha fuerza para que esa cuesta arriba sea un poquito más leve.
Un beso y encantada.